Aquella vez que me cagué (3º parte)


¡Oh Dios mio! Coronado hablaba en serio. La verdad que siendo sincero no me importó mucho. Ya me veía yo repoblando la tierra con Eva González. Y pensando en ello estaba cuando Coronado me zarandeó y me preguntó si iba a ayudarle. Naturalmente dije que sí. Que se muera el mundo entero, ¡yo me voy a tirar a un pivón!
Procedió a contarme el plan. Tenía que ir a buscar a Eva. El nombre en clave que me dió para la misión fue “Adán”. La verdad que aunque lo intente nunca ha sido muy gracioso. Luego me daría un “Activia” con una receta secreta diseñada por él que haría que mi mierda fuera radiactiva. Y al cagar, la mierda pasaría de cloaca en cloaca reproduciendose y haciéndose mortal para el ser humano. Nosotros dispondríamos de unas mascarillas especiales para evitar la muerte. El plan parecía sencillo. Lo único complicado era ir a buscar a Eva, no sabia donde estaba. Podría tardar días, incluso semanas, ¡o meses! ¿Cómo encuentras a un famoso? Es una tarea complicadisima.
Al caer la noche, cansado ya de recorrerme Madrid de arriba abajo buscando a Eva, decidí volver a casa. Y cuando el reloj dio exactamente las doce empezaron a salir famosos del suelo, eran como setas. Decidí seguir a unos cuantos que se encaminaban hacia una discoteca. Fui hacia la barra y no me podía creer mi suerte, allí estaba Eva, bebiendo y bailando con un montón de famosos. Joder, si estaban todos allí. La conté mi plan y aceptó sin pensárselo. Por lo visto estaba enamorada de José Coronado desde “Hermanos de Leche”. No sabía que esa serie en realidad la viera alguien.
Cuando regresé con Eva, Coronado se puso muy contento y empezó a abrazarla y a darle besos. Veía peligrar mi polvo con Ella. Quizá sólo me querían para que cagara y eran ellos los que querían repoblar el mundo. Por ahí si que no pasaba. Yo no iba a matar a todo el mundo para que ellos dos fueran luego los que se lo pasaran bien. Estaba decidido a joderles los planes. Pero para ello necesitaba ayuda. Necesitaba al terror de todo famoso. Era duro pensar que tenía que pedirle ayuda, pero el destino de la humanidad estaba en peligro y era la única solución. Tenía que llamar a Jesús Mariñas.

Continuará…

Anuncios

4 responses to this post.

  1. HERMANOS DE LECHE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! me acuerdo de alaska jaja
    el terror de todo famoso tu lo has dicho jaja y encima con foto, eso sse avisa!

    Responder

  2. Hola, Ovejita, hace tiempo que no posteas, estas bien?
    BESOTES
    rampy

    Responder

  3. Posted by isma18 on 15/09/2009 at 12:18 am

    Impresionante esta 3ª parte. Ahora solo falta que Jesús Mariñas aparezca de la forma más épica posible: Sobrevolando el cielo de Madrid, a lo Superman, mientras lucha con un monstruo gigantesco (que en realidad es una Nuria Bermúdez de 30 metros).
    Ahí si que será el momento de decir “oh, vaya. ¡Esta oveja si que sabe contar historias!”. ¡Quiero ya una 4ª parte, cabrona!

    Responder

  4. Posted by ovejanegra on 09/10/2009 at 10:45 am

    Rebeca: Lo siento, debí avisar…pero ya no podría haber contado con el factor sorpresa.

    rampy: Ya he vuelto…Gracias por preocuparte.

    Isma: …………no te digo na’

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: